© 2014  - 2019 by Guifons Arts.
 

 ACERCA DE LA PINTURA DE  GUIDOTTI...

Amor, misterio y vida marcan el ritmo y la búsqueda pictórica de Mauro Guidotti, definen su simbolismo, sus alusiones, sus opciones de color. Todas sus pinturas presentan al ojo del espectador los grandes ojos de sus figuras: ojos que miran otros ojos, en la maravilla del descubrimiento y en la pregunta de sentido sobre el valor de cada relación: con los demás como próximo, con el Eterno Femenino, con la naturaleza, con sigo mismos, con el Misterio.

     Guidotti hace opciones radicales que van a la raíz de la vida, más allá de lo que con el tiempo se va sedimentado, de hecho un oropel, a pesar de la ilusión que tiene el hombre de encontrarse con lo esencial. Pero lo esencial  está más-allá y Guidotti alude a ello con claridad y fueza expresiva:    se trata de direcciones maestras, perspectivas fundamentales , elecciones de vida. El resto parece ser aquel efímero confundido por necesario y que, en cambio, distrae al  hombre de su verdadero rumbo a lo que está llamado y a lo cual está destinado. Y yendo a la raíz Guidotti recupera la maravilla del descubrimiento, del questionarse inquieto, del mirar  y  desgranar los muchos ojos de sus imágenes.

 

Su lenguaje es una síntesis original entre los murales populares que ha conocido, apreciado y asimilados en su experiencia de vida en Colombia, experiencia tan determinante para acompañarlo al feliz matrimonio con una mujer colombiana (un claro signo de una síntesis armoniosa con esa cultura) y el conocimiento de los logros académicos del arte occidental, recuperada y muy presente en sus pinturas. Una síntesis  muy original decia, con el efecto inmediato de la pintura popular y la intriga simbólica de la refinada complicación de nuestra historia del arte, en particular cubista y surrealista.

En otro lugar he definido el arte de Guidotti, en línea con la poética de García Márquez, colombiano por excelencia, un arte inspirado en una especie de realismo mágico que se vuelve, tambien, magia realista.

     Debe, sin embargo añadirse, que el concepto de "magia" no tiene nada que ver con el mundo del oculto y la superstición, sino con el encanto infantil, con la irrealidad concebida como realidad virtual, con el deseo como motor del real.

     Es por ello que sus pinturas son atravesadas ​​por círculos, curvas, esferas, líneas cerradas en definitiva, acojedoras, reconfortantes, 'maternales', envolvedoras, omnicomprensivas. Es una materia fluida, vibrante, que corre sobre líneas que retornan y se reproponen en cuanto  cumplidas, llenas de significado e identidad.

 

Desde el  punto de vista cromático, en la producción de Guidotti, a veces aparecen pinturas de dos tonos, blanco y negro, como algunas fotografías de gran sugestón realista; más a menudo domina sobre todo el celeste (con variaciones de color azul), alusión al cielo, a la " celestial dote de los humanos" memoria de Foscolo, dónde exactamente ese color indica aquel allá que es imagen del Altisimo, del Misterio, confirmado por otro color que marca constantemente la pintura de Guidotti: el amarillo. El amarillo de las estrellas, de los esfumados, de la luna, del algun fondo de sus cuadros. Más raro es el verde, bien presente en su pintura ... cuando la vida ... que he querido  escojer para dar el nombre a mis reflexiones sobre el trabajo de Guidotti. El verde es la tierra, la vida, el hic et nunc de nuestra vida cotidiana. Celeste y amarillo son el mundo de la relación, de la alteridad, de la Trascendencia. La vida está en itinere, es realmente una transición, así como aparece en el título: los puntos suspensivos antes y despues, indican que el origen de la vida y su vocación esencial tienen  una fundación que la trasciende.

     Una esperanza singular recorre la obra de Guidotti: no es una esperanza inmediata, de fácil entendimiento y manifestación. Es una esperanza vivida, interiorizada, difícil de lograr, pero, por esta razón, sólida, fuerte, orgullosa, clara y solidaria.

     Una visión de las pinturas de Guidotti conduce a un sentimiento de pertenencia a la historia, tanto como tradición que como originalidad avanzada, sea como mundo exótico y fantástico que como nuestra realidad presente y cotidiana. Una virtud que hace que estas pinturas sean  'bellas' en el sentido pleno de la palabra, capaces de acompañar a cada uno en su camino terreno.

 

                                                   (Roberto Rossi)

OBRAS